Cadena de malos ratos y perdida de dinero!!!

Imagen que tiene de fondo las casas de Oía.
Oía, Isla de Santorini, Grecia

El viaje continuaba por Grecia, para conocer Atenas e Isla de Santorini, previó vuelo a Rusia con destino al mundial de Futbol FIFA 2018.

Unos días antes de emprender viaje, comienzo a chequear horarios de vuelos de pasajes comprados online y en la línea aérea de Aegean, no figuraba mi vuelo!! Desazón!!! Y ahora qué hago????

Empiezo a averiguar y lo habían dado de baja, avisándome unos días después y mi itinerario cambiaba.

Reclamar primero por email y chat, sin sentido. Llamar por teléfono a la empresa, con una griega que hablaba español muy poco amable!, derivación de llamada y largas esperas… que me salió carísimo por cierto!!! Operación que tuve que repetir dos veces en España para que me devolvieran lo pagado y nada de indemnización, ni comida, ni alojamiento, nada de nada!!!…. Porque me avisaban unos días antes.

Hice el reclamo en páginas de internet del viejo continente, que se dedican a estos casos y nunca me respondieron, porque estaba a la vista que no había indemnización!!! Pero por lo menos podrían escribir, no lograrás nada porque la empresa cumple con avisarte previamente, según la Ley de la Comunidad Europea.

La operadora de la línea aérea, me informa lo que ya sabía, que me cambiaban el vuelo, muchas horas antes perdiendo las entradas a la Sagrada Familia y Parque Guell en Barcelona (compradas para agilizar vía online),  o  que debía volar a la última hora de la tarde del otro día, desperdiciando el día reservado para Atenas.

Por lo tanto, no me quedaba más que comprar un vuelo en otra compañía!!! Averiguaciones de nuevo y gracias a Dios que existen las low cost y que tenían vuelos económicos aún!!! Sin embargo tuve que pagar más por este nuevo pasaje.

La mejor opción era en un vuelo que llegaba a la madrugada y que quería evitar, para tomarme el metro que empieza a funcionar recién a la mañana y no trasladarme en taxi, que es mucho más caro y sola en un país que no conozco, o quedarme tantas horas sin dormir en el aeropuerto.

Y esto no termina aquí, a buscar nuevo alojamiento ya no había lugar en el reservado. Debía seleccionar otro, alojarme por una noche, desayunar, armar equipaje y perder tiempo útil para conocer la ciudad en un nuevo check in y traslado.  Aquí otro buen refrán “por algo pasan las cosas”

Esto me permitió que conociera a el Hostel Bed Box y cambiar el otro que estaba ubicado en un barrio cercano, muy peligroso llamado Omonian… En la plataforma de reserva, se veían fotos de en una habitación preciosa para mi sola y con baño privado, que no era nada económico.

También les puede servir, antes de decidir a donde alojarme busco mucho, indago sobre opiniones en otras redes, observo mapa, buena ubicación, relación precio calidad, etc, etc… Pero aquí mis cuidados fueron en vano.

La recepcionista, compañera de cuarto, el dueño del hostel, el taxista que me llevo y que no hablaba inglés pero que se hacía entender por señas… todos me decían que no fuera, que el lugar no era indicado y …allí fui a toparme con la realidad…, lo intente. Pero al ingresar, cada vez se achicaban más las calles, el tumulto de gente y desorden cada vez era mayor. Apenas vi el cartel del Hotel Cosmopolit ubicado en la altura en forma vertical, pedí al taxista regresar. Y continuar alojándome en el hostel, que estaba mejor ubicado, seguro, económico y de mejor servicio que el hotel.

Y como quien quiere terminar con el relato, recuerdo algo más!!! Previamente Booking unos meses atrás me había avisado la anulación en una reserva de departamento  Academias 77 Guest House (que se veía espectacular) y devolución de dinero cobrado porque el alojamiento estaba utilizando los datos de la tarjeta de crédito para comprar en otras tiendas. Aquí si se hicieron cargo.

*Mi consejo, de acuerdo a lo que vi con mis propios ojos y comentarios de muchas personas, es que no te alojes en el Barrio Omonian. Por supuesto hice reclamo al hotel y Booking por no avisar donde estaba ubicado, más viajando sola y mujer.  Pero no me devolvieron el dinero y el hotel efectuó todo el cobro de dos noches por completo en mi tarjeta!!!

Si bien perdí este dinero, lo volvería hacer. Aquí es cuando eso no debe importarte!!. El dueño del hostel me comento, que si me robaban además del dinero, tarjetas y pertenencias, lo que más valor tiene es el pasaporte como elemento de venta y posibilidad para salir de Grecia.

Y mi viaje recién empezaba, no valía la pena pasar por más apuros, incertidumbre e inseguridad, de las que uno ya tiene por ser mujer, viajar sola y en un país que no conoces!

*Como lo bueno también se cuenta, posteriormente realice viajes con la línea aérea Aegean desde Grecia a dos destinos distintos y todo salió muy bien.