GIZA: PIRÁMIDES DE KEOPS, KEFREN Y MICERINOS

Estar aquí fue sentir plenitud,  y una mezcla de sensaciones de alegría,  de haber llegado, de haberlo logrado!. Ya que fue el lugar que siempre quise conocer y el primero que decía cuando me preguntaban,  luego de un gran suspiro. Su antigüedad, historia, el enigma de su construcción, la perfección;  me cautivaron desde pequeña. A pesar de la monotonía por estar emplazada en el desierto y ser todo de color beige,  su amplitud y los escalones de piedra maciza son totalmente impactantes. Las pirámides son una de las siete maravillas antiguas,  la única que existe en la actualidad. La gran pirámide, la de KEOPS, se cree que se terminó de construir alrededor del 2570 ac. Son monumentales,  mausoleos para que sus difuntos viajarán cada día hacia la luz. Símbolo de poder replicado en muchas culturas posteriores, hasta los cristianos como se puede ver en obras de artes de las iglesias, el dolar estadounidenses, entre otros. Han sido profanadas durante mucho tiempo,  hoy sólo se ve el lugar sin sus momias, relieves y los diferentes elementos que acompañan al muerto. Patrimonio de la Humanidad y por conservación,  se puede visitar una por vez.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 20180517_104244-1024x768.jpg

Dentro del mismo predio se encuentra la Esfinge, que tiene más de 20 metros de alto y 50 de largo, es un animal felino con cabeza humana, tallada en roca caliza. Se desconoce que faraón la hizo construir, seguramente su función principal era la de custodiar a las tumbas, pasando con el tiempo a ser venerada como un dios. Se cree que la cara puede representar a Kefrén y que corresponde entre 5000 y 7000 años a.c.

Todas las noches hay espectáculo de luz y sonido, que suelen estar incluidos en los paquetes del crucero. Al llegar te dan unos aparatos con auriculares para que escuches el evento en tu idioma.

Giza, se encuentra a 8km desde el centro del Cairo, pero puede llevarte más de una hora hacer el recorrido en horas pico. En éste sector se encuentran los hoteles de 4 y 5 estrellas, rodeados de restaurantes de primer nivel. Pudiendo desde muchos hoteles observar a las pirámides desde tu habitación.

Información: para ingresar a las pirámides, se debe pagar por separado. Se recomienda asistir con zapatillas, o calzado con agarre; no tener problema de columna ni sufrir de claustrofobia; por que se camina inclinado, en un espacio oscuro, pequeño, donde falta el aire y sobre unas maderas que son resbalosas. Además una vez que se ingresa no se puede regresar y en el interior no quedo nada para ver. De cualquier manera, hay que decidir en relación de tus posibilidades y de acuerdo a lo que dice tu corazón. Llegar hasta allí y poder entrar a una de las pirámides es una experiencia única, que no te lo olvidaras jamas.

Consejo: sí te ofrecieron una habitación con balcón y vista hacia las Pirámides al contratar el servicio y al llegar a la misma no lo tenes, debes reclamar por el cambio; ya que éstas son tarifas más caras y ya has pagado por él.